Aurea Benito (ISDIN): “La diferencia puede ser desafiante, pero integrarla nos hace mejores como personas y como compañía”


Aurea Benito es Corporate HR Director en ISDIN, empresa de referencia en el sector farmacéutico dedicado a la dermatología con 14 filiales en todo el mundo y reconocida como una de las mejores empresas para trabajar en España por Top Employers Institute. Aurea, que lleva 12 años trabajando en la compañía y ha vivido el crecimiento de la empresa, nos explica en esta entrevista cómo ha afectado en la gestión de personas.

 

¿Ofrecer una experiencia positiva y enriquecedora al empleado es la mejor estrategia para captar talento?  

En ISDIN tenemos una máxima que nuestro Presidente Marian Puig nos recuerda a menudo: “Si en tu etapa con nosotros adquieres experiencias interesantes, disfrutas de tu trabajo, haces equipo, creces como profesional y te enriqueces como persona, ISDIN habrá cubierto su objetivo más importante”.

Proyecto interesante, crecimiento, reto, valores, diversidad e inclusión, contribución, entorno estimulante, disfrute, exigencia, reconocimiento y talento son elementos que forman parte de la experiencia ISDIN y, sin duda, revierte en la atracción y fidelización del talento.

Una empresa como ISDIN que ha crecido tanto en los últimos años está siempre en constante cambio. ¿Cómo los gestionáis a nivel de personas? ¿Se convierten los líderes de los equipos en agentes del cambio?

En ISDIN somos conscientes de que para fomentar este tipo de liderazgo hay que empezar por reforzar el liderazgo personal. Si a éste le sumamos además un liderazgo inspirador y una cultura organizacional que potencie la superación, todos nos convertimos en agentes de cambio.

El crecimiento conlleva asumir riesgos, atreverse, probar cosas nuevas y el cambio exige conjugar la audacia, la perseverancia y la pasión. La zona de confort puede tentarnos, pero todos sabemos que nadie crece allí. En una época de cambios constantes, de más preguntas que respuestas, de más ambigüedades que certezas, sabemos que los gestores gestionan certidumbres y los líderes, incertidumbres y, por lo tanto, el futuro.

La diversidad es una de las claves de negocio. ¿Cómo se materializa en ISDIN esta diversidad, que para vosotros es un factor diferencial?

ISDIN es innovación y la innovación crece en la diversidad. El pensamiento divergente es un buen catalizador y forma parte de un mundo inclusivo y plural al que todos deseamos pertenecer.

La diversidad en ISDIN significa incluir personas con diferentes perspectivas, experiencias, circunstancias, condiciones y puntos de vista. La diferencia puede ser desafiante, pero integrarla nos hace mejores como personas y como compañía.  Para ello, el respeto es fundamental. Una de nuestras máximas es: “se debaten las ideas, no las personas”. Debate, innovación y crecimiento van de la mano.

¿Qué estrategia seguís para potenciar el talento de cada persona y que los empleados crezcan profesionalmente?

En ISDIN potenciamos el talento a través de nuestros valores: espíritu crítico, audacia y pasión. El espíritu crítico es la capacidad de cuestionar y cuestionarnos y nos lleva a innovar como parte de nuestro ADN. La audacia significa salir de la zona de confort, probar cosas nuevas, asumir riesgos y aprender de nuestros errores. La pasión es la que nos mueve a seguir avanzando, formándonos, aprender de y con los demás y a tomar el liderazgo de nuestro propio crecimiento.

¿Cómo se fomenta la innovación y se promueven nuevas fuentes de inspiración en vuestros equipos?

La inspiración requiere de flexibilidad, apertura, curiosidad, escucha… y, sobre todo, trabajo. Como decía Thomas Edison, la fórmula del éxito es 1% de inspiración y 99% de transpiración.

Estamos trabajando en esta dirección, en un modelo de organización líquida, circular, ágil, sin jerarquías, responsable con el medio ambiente y fluida. Trabajamos por proyectos. Nos guiamos por el potencial y no nos dejamos condicionar por la experiencia previa, haciendo del pasado un prólogo y no una profecía. Valoramos muchísimo la actitud y tenemos en cuenta las inquietudes, motivaciones y fomentamos el aprendizaje continuo.

Humildad y orgullo son dos valores fundamentales de vuestra empresa. ¿Cómo los detectáis en los procesos de selección? ¿Qué otros valores o actitudes debe tener un candidato para trabajar en ISDIN?

Sí, humildad para conocer nuestros límites y orgullo para superarlos. El origen de la palabra humildad es “Humus”, del latín, y significa “Tierra fértil”. ¿Qué ocurre cuando plantamos  una semilla en tierra fértil? Crece. Al igual que en las plantas, la humildad en las personas fomenta el crecimiento.

Conscientes de ello, en el proceso de selección y a lo largo de la etapa en ISDIN solemos preguntar y preguntarnos por errores cometidos y aprendizajes asociados. Nos interesamos por el autoconocimiento, los retos asumidos y los desafíos a abordar. Cuando declinamos humildad y orgullo para hacer frente a la adversidad, afloran nuestras mejores cualidades.

Además de humildad y orgullo, valoramos especialmente la generosidad, la integridad, el espíritu crítico, de cuestionar, la valentía, el entusiasmo, la perseverancia, la serenidad y la pasión.

Cuando alguien se incorpora a la compañía, lleváis a cabo una formación específica para que conozca la empresa al detalle. ¿Algún tipo de acción novedosa/exitosa? ¿Se consigue un mayor compromiso con este tipo de acciones?

Así es. Toda persona que se une a ISDIN vive un proceso de “Isdinización” para conocer nuestra historia, aspiración, portfolio, modelo de negocio, cultura y valores. La isdinización inicial tiene diferente duración en función del perfil y nunca termina porque entendemos que es un proceso de formación continua.

La isdinización es una de las acciones mejor valoradas por nuestros empleados porque genera compromiso. La premisa es simple: te comprometes con aquello que te apasiona y solo te puedes apasionar por algo si lo conoces. Por lo tanto, cuanta más y mejor formación ofrezcamos, más posibilidades de contar con un equipo que quiere y puede. Y el compromiso adquiere una nueva dimensión cuando un sueño se convierte en realidad. En ISDIN compartimos un sueño: “ayudar a que la gente disfrute de una piel sana y bonita”. La suma del compromiso de todos los que sentimos ISDIN –empleados, médicos, farmacéuticos, consumidores, partners- es lo que lo hace posible.

Vuestro programa “Love ISDIN Employer” busca que todo vuestro equipo se sienta orgulloso de trabajar en la compañía. ¿En qué consiste? ¿Cuál es el impacto?

El para qué de LOVE ISDIN Employer es que todos los que estamos en esta compañía sintamos que ISDIN es un sitio genial para trabajar. Lo conseguimos escuchando a nuestra gente y creando espacios de diálogo permanentes. Llevamos a la práctica las iniciativas resultado de este diálogo y que entre todos valoramos. Además, contamos con un equipo de embajadores que son voluntarios y nos ayudan a valorar y canalizar las múltiples propuestas recibidas que abarcan voluntariado, RSC, bienestar, conciliación, desarrollo, diversidad y un elenco de beneficios sociales. También tenemos un sistema de encuestas que nos dan información adicional sobre las acciones que vamos implantando y son un termómetro inmediato y constante que nos ayuda a mejorar.

Este programa y una cultura de compañía con más de 40 años han hecho que precisamente este año nos hayan reconocido como una compañía TOP EMPLOYER en España.

En cuanto al impacto, estamos convencido que son las personas las que crecen y, al hacerlo, hacen crecer a ISDIN.

Recibe todas las novedades de People First