Carlos Toni (Stimulus): “Trabajar en salud y bienestar resulta estratégico para las organizaciones”


Carlos Toni es consultor de Stimulus, consultoría de referencia especializada en salud y bienestar en el trabajo. La empresa tiene como objetivo que todas las decisiones empresariales tengan en cuenta las emociones y la psicología para asegurar el éxito. Stimulus se fundó en 1989 en Francia por el psiquiatra Patrick Légeron y se implantó en España en 2016.

Para Stimulus el bienestar en el trabajo es un elemento clave para el éxito empresarial. ¿Cómo conseguís integrar la dimensión humana en la estrategia empresarial?

La dimensión humana es un aspecto que lleva integrándose en la estrategia empresarial desde hace mucho tiempo. Cualquier empresa cuenta con un departamento de personas, de recursos humanos… El nombre puede variar, pero la idea que subyace es similar. Parece lejano, pero no hace mucho tiempo, estas áreas se llamaban departamentos de personal y su única misión era la gestión administrativa de los trabajadores (nóminas, vacaciones, etc.). Sin embargo, ahora ya tenemos interiorizadas otras funciones como la selección, la formación, la comunicación… Si estas funciones han permanecido en el tiempo es, en esencia, por su eficacia y rentabilidad.

Poco a poco se van integrando otras dimensiones humanas en la gestión empresarial y el bienestar es una de ellas. Cada vez contamos con más evidencias acerca del impacto (costes, consecuencias para la salud…) del bienestar en el tejido empresarial y en la sociedad. Numerosos informes presentan evidencias sobre la importancia de la gestión del bienestar en la salud de los trabajadores, pero también en su productividad y en la gestión del talento. Stimulus acompaña a las empresas en el desarrollo de políticas de bienestar desde un prisma organizacional, relacional e individual.

Contáis con un equipo multidisciplinar, formado por distintos profesionales como psicólogos, médicos o expertos en estadística. ¿Cómo lo hacéis para disponer de un conocimiento real de las emociones en el trabajo y poder trabajar así para el bienestar?

Necesitamos un equipo multidisciplinar para aproximarnos de manera rigurosa a conceptos complejos como el estrés, por ejemplo. Para aproximarnos a ese conocimiento nos basamos en las publicaciones científicas pertinentes y en el “know how” derivado de nuestra experiencia de más de 30 años.

En primer lugar, con un enfoque completo que incluye información relevante sobre salud, desde el prisma de la medicina, la estadística y la conducta humana, hemos desarrollado una serie de productos que permiten a las empresas integrar políticas de bienestar. En segundo lugar, a través de nuestro expertise, podemos adaptar estos productos a la realidad concreta de cada cliente.

Vuestros métodos se basan en investigaciones científicas sobre el estrés, la organización del trabajo y el bienestar. ¿Cómo adaptáis los resultados de estos estudios al día a día empresarial?

Muchas de las investigaciones más importantes sobre el estrés tienen lugar en el ámbito empresarial, porque se trata de un ambiente en el que se pueden “controlar” algunas variables, por lo que exportar esta información a la empresa es relativamente sencillo. Evidentemente, cada organización es distinta, y desde Stimulus ofrecemos soluciones individualizadas para cada uno de nuestros clientes en función de su realidad concreta, pero siempre desde una aproximación metodológica rigurosa.

Los ámbitos en los que las empresas trabajan el bienestar suelen ser la salud, el liderazgo y la flexibilidad. ¿Es difícil encontrar un equilibrio entre estos tres aspectos?

A pesar de que pueden sonar similares, estos tres temas tienen poco que ver. Trabajar en salud es un concepto estratégico, e incluiría a también el liderazgo y la flexibilidad. Trabajar la salud en una organización es un concepto global que incluye la integración de indicadores que reflejen aspectos tan relevantes y de tanto impacto como el estrés, la violencia…

Por otro lado, trabajar el liderazgo es una forma de trabajar la salud, desde las relaciones sociales. El estilo de liderazgo marca la experiencia que tiene el empleado de su empresa, a través de su manager directo, y sabemos que esta relación puede ser una fuente de riesgo o una fuente de bienestar, por lo que, por supuesto, es compatible con una estrategia empresarial de promoción de la salud.

Por último, el teletrabajo, es una condición de trabajo específica, con cada vez más impacto. La reducción de costes directos e indirectos para la organización y la reducción de tiempo de desplazamiento que supone para el trabajador hace que sea una medida cada vez más demandada. ¿Es compatible con la salud? Desde luego, pero debe estar bien ejecutada, puesto que debemos prever el impacto del aislamiento, el limitado acceso a fuentes de ayuda, etc.

En resumen, trabajar la salud, el liderazgo y la flexibilidad laboral, cada uno en su nivel, es posible.

Defendéis que una de las partes más relevantes del cambio radica en el nivel emocional. ¿Qué tipo de medidas lleváis a cabo en empresas que están afrontando un cambio?

Uno de los aspectos más relevantes a la hora de afrontar un cambio en las organizaciones es el factor humano. Hasta ahora relegado a un segundo plano, sabemos que la gestión de este factor puede ser determinante a la hora de conseguir el éxito en una fusión, reestructuración, o en general, cualquier proceso de cambio organizativo.

Incluso a nivel europeo, han aparecido ya varios informes, entre los que destaca el HIRES (Health in Restructuring), que destacan el impacto a nivel humano (a nivel de salud) del cambio en las organizaciones. Obviar esto pensando que no habrá ninguna consecuencia para las personas que se mantienen en la organización es cuanto menos ingenuo.

Desde Stimulus, realizamos estudios de impacto humano, donde ayudamos a las empresas a hacer tangible el impacto del cambio, y ofrecemos soluciones a nivel organizativo, relacional e individual para disminuirlo.

Además de estas acciones, ¿qué otras actividades lleváis a cabo para reforzar el bienestar en el trabajo?

En general, acompañamos a las empresas en el desarrollo de políticas de bienestar. Desde un punto de vista organizativo, además de lo ya comentado, desarrollamos e integramos indicadores en sus cuadros de mando, evaluamos las condiciones de trabajo y rediseñamos procesos en función de criterios de salud.

A nivel relacional, formamos a los managers en la integración de nuevos criterios de gestión de equipos, desarrollamos competencias en equipos de trabajo y empoderamos a los trabajadores en la adquisición y desarrollo de hábitos de vida saludables.

Por último, a nivel individual, ofrecemos soluciones personalizadas de acompañamiento a los empleados que permiten un seguimiento individualizado de cada trabajador, así como una herramienta adicional de gestión para la empresa.

¿En casa de herrero, cuchillo de palo? ¿Es más fácil aplicar fuera que dentro de Stimulus?

En función del cliente es más o menos sencillo comenzar a desarrollar políticas de bienestar. En el caso de Stimulus, es sencillo puesto que la organización desde su base está concebida bajo los principios que luego integramos en nuestros clientes. Aspectos relevantes como la organización del trabajo, el plano relacional y el acompañamiento individual están perfectamente desarrollados dentro de nuestros procesos, de modo que, de alguna manera, nosotros como organización lideramos el cambio que proponemos en nuestros clientes.

Recibe todas las novedades de People First