Finlandia, el país más feliz del mundo


Según la ONU, Finlandia es el país más feliz del mundo porque sus habitantes tienen cubiertas sus necesidades básicas y unas medidas de conciliación familiar que les permiten tener tiempo libre y disfrutar de la familia.

La ONU ha declarado a Finlandia como el país más feliz del mundo. Los finlandeses tienen un sistema de salud que funciona bien, horarios de trabajo flexibles y excelentes condiciones de conciliación profesional y familiar. E incluso, consiguen que sus inmigrantes se sientan felices.

Según Eva Hannikainen, agregada de Prensa y Cultura de la Embajada de Finlandia en Madrid, la clave de la felicidad finlandesa es la confianza. Finlandia es un país joven, que ha construido desde el inicio con transparencia una sociedad basada en la igualdad y la educación gratuita. Es un país seguro, con buenas políticas de apoyo social, donde predomina la confianza en la política, la justicia y entre los habitantes, a cambio de una fuerte presión fiscal que es aceptada con normalidad.

Hannikainen también destaca de su país que apenas tiene brecha de género, en la política y en la empresa. Sus habitantes gozan de un buen equilibrio entre vida personal y laboral, con abundante tiempo personal y para la familia. El permiso de paternidad puede alargarse hasta los seis meses.

El Informe Anual de la Felicidad de Naciones Unidas 2018 tiene en cuenta variables como el PIB, las ayudas sociales, la esperanza de vida, la libertad, la generosidad, la falta de corrupción y la calidad de vida de los inmigrantes.  Sin embargo, el baremo empleado por la ONU mide, más que la felicidad, la satisfacción vital debida a una buena cobertura de necesidades elementales.

Y en esto sí son buenos los finlandeses, que cuentan con la fuerza del “sisu” o capacidad de aceptar la vida que tienen con una mezcla de abnegación y fortaleza, tal como recoge El nuevo diario. Se sienten satisfechos por sus condiciones de vida, sean cuales sean.

Otros baremos internacionales de felicidad como el ranking de Gallup, se basan más en una mezcla de emociones positivas y de condiciones objetivas de bienestar, por considerar que estas últimas no son un factor decisivo de felicidad. En estas encuestas, suelen ser los países latinoamericanos los que ocupan los primeros puestos.

España se encuentra en la posición número 36 de los 156 países más felices del mundo, según el World Happiness Report, y con mayor esperanza de vida. Su posición es inferior en aquellos rankings cuyos primeros puestos dependen de factores como la calidad de las instituciones, la igualdad ante la riqueza, la confianza mutua o la falta de corrupción.

Trabajar en Finlandia

Según Infofinland, en Finlandia se valora la integridad, la puntualidad y la igualdad. La discriminación está prohibida en cualquier trabajo, bajo responsabilidad del empleador, que debe velar también por la igualdad de género.

La forma de trabajar se acuerda en consulta con los trabajadores, y todos se comprometen a cumplir lo acordado. El trabajo no es supervisado continuamente, sino que se confía en el buen criterio y la integridad de cada trabajador. Respetar los acuerdos es sagrado, así como cumplir plazos.

Es habitual trabajar en horario flexible, pero si se acuerda un horario, se cumple con exacta puntualidad por respeto al resto de trabajadores. Además, la comunicación entre ellos es muy fluida..

El país es consciente de que en pocos años faltará mano de obra, por lo que tiene organizada una excelente acogida de trabajadores inmigrantes -con formación profesional y titulación legal-, con buenas condiciones de trabajo y de seguridad laboral. Aunque es imprescindible aprender el idioma.

La conciliación de la vida laboral y personal y los valores como la igualdad y la responsabilidad en el trabajo son algunas de las claves que sitúan a Finlandia como el país más feliz del mundo.

Recibe todas las novedades de People First