Te invitamos a jugar en el trabajo


Nunca dejamos de ser niñ@s y jugar con esto a nuestro favor, favorece el aprendizaje. El juego hace que queramos ganar, apasiona e incentiva el uso de todas las habilidades necesarias para ser el mejor. Por eso se está utilizando en los planes de formación corporativa como herramienta clave. Pero no solo queremos hablar de la gamificación… sino ver cómo eres tú ante los retos…

En el artículo de hoy, vamos a empezar por el final: esto es un juego que empieza con una adivinanza. ¿Cuál es la mejor herramienta para aprender?

  1. Un libro
  2. Una almohada con grabadora
  3. Un maestro/a
  4. Muchas neuronas

Pues no, ninguna de ellas. La mejor herramienta para aprender es… la diversión. Por eso muchas empresas están empezando a introducir la gamificación y el team building en los planes formativos. La diversión motiva a las personas.

Ejemplos de gamificación formativa

Para que te diviertas leyendo este artículo, planteamos un ejemplo práctico:

¿De estas dos opciones, cómo crees que recordarías para siempre el término “nariz” en inglés? Si el profesor repite su nombre señalándose su apéndice nasal o si te cuenta lo siguiente:

  • ¿Cómo se escribe “nariz” en inglés?
  • Nose
  • ¿Tú tampoco? Nadie lo sabe.

Puede parecer un chiste, pero está demostrado que la gamificación acaba con el receptor pasivo y lo implica en su proceso de aprendizaje mediante retos. Ha de ser él mismo quien descubra las claves de lo que debe aprender, a cambio de incentivos. Si compite de una forma sana con sus compañer@s, mejor, porque más engancha el juego.

La gamificación también consigue concentrar y motivar, promueve el esfuerzo y da una muy buena impresión de la empresa para la que se trabaja.

Preparados para la gamificación

¿Hasta qué punto estás preparado para la gamificación?

  1. Busca en este artículo una palabra que ayuda a meditar o a conciliar el sueño.
  2. Párate y recuerda qué has aprendido en tu vida de forma divertida, o qué te hubiera gustado asimilar de esta forma.
  3. Adivina cómo sigue este artículo (1.000 puntos si lo consigues).

El proceso de aprendizaje gamificado es difícil de desarrollar, y costoso, por lo que lo más recomendable es delegarlo en expertos.

Estas son algunas ideas para llevarla a cabo:

  • El Pack de acogida de Bic México para nuevos empleados: un divertido pasaporte que plantea retos y misiones que tienen que resolver para conseguir los correspondientes sellos. Las cartas les obligan a:
    • Presentarse a su equipo
    • Tener una charla con el jefe
    • Obtener super poderes…

El objetivo es conocer al personal de la empresa y el trabajo que van a realizar de forma divertida.

  • La Sociedad Española de Cardiología (SEC) creó una liga en la que los médicos publicaban casos clínicos de cardiología vinculados a cuestionarios. Las respuestas obtenían puntuación, que llevó a una entrega de premios al mejor caso clínico y al ganador individual.
  • Simple Energy quiso “educar” a sus clientes, motivándolos a ahorrar energía mediante una mejor comprensión de su consumo personal. Las competiciones y los premios por participar eran suficientemente interesantes como para que los usuarios se implicaran.
  • El Simulador de Liderazgo Pacífic propone a los trabajadores que se metan en la piel del líder del equipo para superar una prueba. Una interesante forma de enseñar habilidades de liderazgo.

Estas son algunas de las técnicas que se utilizan para compartir conocimientos y aprender nuevas competencias. ¿Serías capaz de aplicar algunas de ellas en tu empresa?

Recibe todas las novedades de People First