David Calle: “Hay que salir de la zona de confort para llegar más lejos”


Share on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

David Calle es ingeniero de telecomunicaciones y fundador de Unicoos, canal de vídeos en YouTube y unicoos.com, academia online con cientos de vídeos sobre matemáticas y ciencias. Calle se clasificó entre los 10 finalistas del Global Teacher Prize 2018, “el nobel de la educación”, y recibido el premio “Youtuber del año” de los premios Bitácoras 2016. Es considerado por la revista Forbes una de las 100 personas más creativas del mundo. En esta entrevista traza su camino personal desde el paro hasta el desarrollo de su proyecto personal para ayudar gratis a millones de alumnos a ser mejores y perseguir sus sueños.

“Encontré mi vocación gracias al paro”

Empecé como profesor y a iniciar toda esta aventura de Unicoos por accidente. Cuando me quedé en el paro, pensé por supuesto que era algo traumático. Además, tenía una niña pequeña que acababa de nacer y era un gran problema. Me puse a dar clases en la misma academia en la que había trabajado cuando estudiaba en la universidad porque en cuanto se enteró el director que estaba sin trabajo, me llamó corriendo. Pensé que sería solo eventualmente hasta que me saliera un trabajo de ingeniero, pero descubrí que me encantaba dar clases. Visto en perspectiva, tuve la gran suerte de quedarme en el paro y encontrar mi vocación. Y lo que iba a ser eventual, se terminó convirtiendo en mi profesión. Monté mi propia academia dos años después.

Y luego empecé con YouTube, hace ya seis años. Tardé seis meses en decidir grabar mi primer vídeo porque me daba muchísima vergüenza. Pensaba que el tiempo que dedicaba a mis alumnos no era suficiente y que era importante que mis alumnos tuvieran alguna ayuda extra para repasar en casa, cuando estaban solos. Me costaba mucho hacer que aprendieran todo lo que creía necesitaban para poder evolucionar. Muchos alumnos, además, tuvieron que borrarse de la academia a causa de la crisis, y me daba mucha pena abandonarles. Pensé que si colgaba vídeos en YouTube, sería una solución.

No era lo más cómodo pero siempre digo que hay que tratar de salir de la zona de confort, tanto a los chavales como a los profesores. Que si hacemos lo que siempre hemos hecho, nunca llegaremos más lejos, y que los fracasos y las crisis son las mejores oportunidades para emprender y para evolucionar.

Cualquier persona puede cambiar el mundo

Me impresionó la entrevista de Steve Jobs hablando precisamente del fracaso. Le echaron de su propia empresa. Se reinventó con Pixar, regresó a Apple e inventó el iPad. Decía que, de los grandes fracasos, si tienes los ojos abiertos, es de donde más vas a aprender. Y a los chavales les insisto muchísimo en eso, que no se preocupen por suspender, que yo también suspendía…

Les digo que tomen el ejemplo de Unicoos, que no es nada fácil, que ha costado muchísimo trabajo, que todavía no hemos llegado ni a la mitad de lo que me encantaría conseguir, y que por el camino ha habido obstáculos de todos los colores. Es muy difícil sustentar un proyecto como este, gratis para todos, y tratar de encontrar recursos que lo hagan sostenible. Yo he ido a miles de reuniones en busca de ellos y afortunadamente no me he rendido, aunque no me hacían mucho caso, porque de todas ellas he aprendido algo por el camino, siempre: algo nuevo que contar, algo nuevo que decir, algo nuevo que hacer para poder mejorar, y lo he intentado todo, incluso presentarme al Global Teacher Prize. Bueno, presentarme no, me presentaron anónimamente mis alumnos, pero validé mi candidatura, y hasta eso que parecía imposible, pues, mira. Y, si no se consigue, no pasa nada. Lo importante es disfrutar e intentarlo con todas las fuerzas. Es lo que no paro de decir nunca a mis “unicoos”, que trabajen, que se esfuercen, que luchen por ser todo lo mejor que puedan llegar a ser.

Esto no es fácil y es un gran reto ¡eh! Porque mentalmente no estamos preparados ni nos han educado para asumir esta filosofía. No enseñamos a las nuevas generaciones a superar obstáculos, las tenemos demasiado protegidas, y hay que empujarlas a hacerlo. Hemos de transmitir a los chavales además que los profesores estamos aquí para ayudarles, que no somos su enemigo sino compañeros de viaje.

La clave de Unicoos ha sido sin duda el trabajo y la perseverancia. Y evidentemente veinte años de experiencia dando clases y luchando con dudas de todos los colores, con alumnos de todo tipo. Todo esto, y que soy ingeniero, hace que mis vídeos sean un pelín diferentes.

Trato de que los vídeos sean dinámicos y entretenidos, aunque a veces no se puede hacer divertida una matriz o una integral. Intento relacionar todo lo que hacemos en clase de ciencia con lo que les gusta, con lo que les apasiona, con sus superhéroes, con los videojuegos. Y de decirles que todo lo que les encanta tiene que ver con la tecnología, que para eso hacen falta matemáticas y física. Que pueden cambiar el mundo, si quieren, porque tienen todas las posibilidades a su alcance.

A mis alumnos les hago ver que si Newton o Tesla o Copérnico o cualquiera de estas mentes brillantes hubiera tenido un ordenador o Internet, por ejemplo, no podemos imaginar qué habrían conseguido. Con la idea de que sean conscientes de que con lo que ellos tienen a su alcance y sus capacidades, prácticamente no tienen límites, pueden conseguir prácticamente cualquier cosa.

Trato de despertar también su curiosidad y que se pregunten el porqué de las cosas, qué ocurre a su alrededor, porque esta generación también ha perdido eso: tienen siempre una respuesta en Google, tienen todas las respuestas a su alcance, probablemente tienen menos curiosidad por aprender.

Y es que las claves de un profesor para mí son la pasión y la empatía. Si consigue transmitir pasión por lo que enseña y empatiza con sus alumnos, tiene prácticamente todo ganado. Luego, a partir de ahí, solo tendrá que explicarles ecuaciones, eso es más fácil.

El dinero no lo es todo

Unicoos me da la satisfacción personal de irme todos los días muy satisfecho con lo que hacemos. Yo no me estoy haciendo rico con Unicoos, ni muchísimo menos. Tengo otros dos trabajos. Simplemente, es mi pasión, porque considero que, si les damos las mismas oportunidades a todos, el mundo será muchísimo mejor. Parece una frase muy manida, pero es que es así. Me comprometí desde el primer día a que Unicoos fuera gratis, le copié el eslogan a Khan Academy, que me abrió los ojos. Decía: «Siempre gratis, para siempre y para todos.»

Lo primero que me preguntan los chavales cuando les hablo de unicoos, sobre todo es: «¿Cuánto ganas?». Y les digo que se equivocan si piensan que terminas Telecomunicaciones y ya ganas 2.000 o 3.000€ al mes. Que yo tenía tres trabajos. Trabajaba en una lavandería. Que no pasa nada por poner hamburguesas ni por ser becario. Que yo nunca pregunté cuál era mi horario sino qué podía aprender, qué querían que hiciera… Y que ahora, con Unicoos, no gano nada sino conseguir que funcione el proyecto en el que creo.

Y es que no puedo pensar en otra cosa que en darles todo lo que pueda gratis. Es increíble las dificultades que tienen muchos de mis alumnos y sus familias. Y si se puede apoyar a todos ellos, por poco que sea, no hay mejor trabajo que podemos hacer. Además, muchos profesores integran ya unicoos.com en sus clases, intentando dar una vuelta a sus clases. Toda la ayuda que pueda prestarles es poca.

He tenido la suerte, además, de que otros profesores y mis ingenieros, por ejemplo, empezaron a trabajar conmigo sin pedir nada a cambio, porque también les llegó mucho el mensaje, y gracias al trabajo altruista de un montón de profesores de todo el mundo, e incluso de alumnos que se ayudan los unos a los otros, Unicoos está empezando a sumar mucho y ayudar, pues eso, a todos. Por eso a lo mejor tiene tantas visitas y tantos seguidores.

Hace un año y medio, por ejemplo, una chica de Guatemala me escribió contándome que gracias a lo que su padre se había ahorrado en sus clases había podido construir un pozo de agua potable para todo su pueblo. O chavales de todos los lugares del mundo te dicen que menos mal que existe Unicoos porque no podrían haber llegado a la universidad, no podrían haber aprobado determinadas asignaturas porque no entendían las cosas y no podían permitirse un profe o una academia. Es infinitamente gratificante que te lleguen estos mensajes, son la fuente de energía que nos hace seguir. Desde luego, los euros no.

La colaboración es muy poderosa

Mi ilusión y mi sueño es que Unicoos pueda ayudar a muchísimos más millones de chavales, y también a los profesores. Ofrecerles todo lo que no paran de pedirme, porque me piden vídeos y materiales de muchísimas asignaturas, o lecciones, o niveles a los que yo no puedo llegar. Y para eso hacen falta recursos que no comprometan nuestra misión, los vídeos y los foros deben seguir siendo gratuitos.

Y esa es nuestra lucha ahora mismo y por eso siempre pido lo mismo, recursos para poder ayudarles más y mejor. Sin ellos, desde una buhardilla, hemos ayudado a decenas de millones de alumnos en todo el mundo. Imagínate si contáramos con más. Con poder pagar a profesores para que graben vídeos de asignaturas a las que yo no alcanzo, me es suficiente, o a mis ingenieros para que desarrollen y mejoren la web, por ejemplo. Por eso, los últimos acuerdos de patrocinio que hemos conseguido nos están ayudando con los siguientes vídeos de electrónica, química, biología, dibujo… Y en breve, mi equipo terminará funcionalidades en unicoos.com que permitan a los profesores generar y monitorizar su propio contenido. Porque el mundo está cambiando, el formato audiovisual es cada vez más relevante, la realidad de nuestros alumnos es diferente. Y debemos adaptarnos.

Recibe todas las novedades de People First