De Barcelona al mundo. Misui, objetos de deseo sostenibles


Share on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El año pasado Unión Suiza celebraba sus 175 años de historia con el lanzamiento de una marca de joyería y accesorios de lujo, Misui. Impulsada por la sexta generación de la familia Vendrell, fundadores de Unión Suiza, Misui fue concebida con el propósito de repensar la idea de lujo en el siglo XXI y adoptar unos valores asociados al respeto por el entorno, el medioambiente, el oficio, el talento y las personas.

El proyecto, dirigido por Joan Gomis, cuenta con la participación de Marc Monzó, Estela Guitart, Noon Passama y Marta Boan que firman la línea de joyería; la colección de sombreros va a cargo de Nina Pawlowsky y Cristina de Prada; y el maestro zapatero Norman Vilalta es el responsable del diseño de los zapatos de la marca. El resultado es una colección de joyas y accesorios creada por joyeros/as y artesanos/as de reconocida trayectoria y discurso vanguardista elaborada con materiales puros, obtenidos de manera respetuosa y sostenible, rigurosidad en el diseño y excelencia en el oficio.

Entrevistamos a Joan Gomis, director de Misui, para conocer los detalles de esta nueva marca de joyería concebida con valores contemporáneos desde el respeto por la tradición.

  • ¿Qué filosofía y valores se esconden detrás de la marca?

Nuestra intención era crear una preciosa marca de joyería respetuosa con el medio y con las personas. A partir de aquí establecimos una serie de normas que nos condujeron a la utilización de materiales gemológicos naturales, tallas propias, metales de extracción respetuosa con el medio ambiente, etc. En definitiva recuperar, de una parte e incorporar de otra, valores que permitan entender el lujo como algo real y sostenible. Teniendo en cuenta este contexto y la empresa familiar que impulsa el proyecto, decidimos iniciar las colecciones con la visión de los joyeros seleccionados bajo la dirección creativa de Marc Monzó, con el objetivo de ofrecer propuestas de joyería contemporánea realizadas desde el reconocimiento y el respeto por la tradición.

  • Compaginar tradición e innovación parece complicado…

No es fácil, pero es posible. En nuestras joyas se pueden distinguir aspectos contemporáneos y otros que nos remiten a la tradición. Si las observamos con atención se pueden identificar. No olvidemos que Misui surge de Unión Suiza, una empresa tradicional, con sólidos valores; así que Misui tenía que ser coherente con estos orígenes. A los responsables de la marca nos gusta el oficio y las formas que son parte de la historia de la joyería, así que estas formas estarán presentes de alguna manera en las distintas líneas de Misui. Consideramos que la única manera de dar una visión de futuro es desde el respeto de la historia.

Misui tiene en cuenta su herencia y la riqueza de ésta, aunque tiene su propia personalidad y hace su singular camino. Quizá más adelante tendrá un espacio propio, quién sabe. Lo que está claro es que Unión Suiza suma para Misui y Misui suma para Unión Suiza. Y cada vez lo hará más.

  • ¿Cuál es el público objetivo de la marca?

Uno de nuestros lemas es Celebrating Jewellery. Entendida como una celebración del oficio y también del hecho de comprar una joya. Una joya tiene valores simbólicos y en algunos casos son la materialización de momentos importantes de la vida. Así que no es tanto un perfil de edad o una imposición social o cultural lo que buscamos, sino personas a las que les interese la joyería en un sentido amplio. La joya como arte, la joya como objeto de deseo. Nuestra idea era: en primer lugar enamorar a la gente de la ciudad, de nuestro entorno y a continuación al mundo.

Misui nació con la idea de proyectarse al mundo. Una particularidad de nuestras joyas, debido a sus características, es que requieren ser explicadas. Precisan de una venta reposada. Sucede como cuando vamos a disfrutar de un buen restaurante; queremos saber quién está en los fogones, cual es el menú, el origen de los productos, la denominación del vino, los procesos de elaboración, etc. Para comprender los valores presentes en nuestras joyas es deseable recibir toda esta información que nos permite saber lo que estamos comprando.

David Vendrell Misui

David Vendrell

  • ¿Quién firma las piezas de la colección?

Desde el inicio hay una voluntad clarísima de que las joyas tengan autoría y que ésta esté presente en la joya, en la visión y en la forma de proyectarla. Siempre hay un autor concreto, con nombre y apellidos, fácil de identificar y presente en el certificado que acompaña la joya. Así, a medida que se van incorporando nuevos creativos a la marca, cada uno expresa a partir de su obra personal una manera de ver la joyería.

Nosotros procuramos llevarlos fuera de su zona de confort para obtener una visión poliédrica de su obra y unas colecciones que en su conjunto conformen una oferta plural que satisfaga sensibilidades diversas. Misui plantea a los autores sus necesidades comerciales, que se materializan a través de su visión personal.

  • ¿De qué manera contribuye Unión Suiza y su marca Misui a la escena artesana local?

Esta colaboración ofrece a los joyeros y diseñadores la posibilidad de acceder a técnicas, materiales y manufactura con estándares de calidad muy altos a los que la mayoría de artesanos no tendrían acceso desde sus talleres. Por otro lado, la vida de un joyero artesano suele ser muy solitaria y esta experiencia les da la oportunidad de trabajar en equipo y de aprender nuevas cosas de otros compañeros de profesión. Además, como autores de las piezas, reciben un reconocimiento público.

Siempre que se presenta una nueva colección, el equipo de comunicación de Misui da a conocer el autor de la joya a la prensa y esto les concede visibilidad en la actividad artesana de Barcelona. Es realmente un intercambio de valores el que se produce con esta colaboración, que nos enriquece a todos.

  • ¿Cómo escogéis los miembros del equipo?

Escoger al equipo correcto es algo básico. Hace muchos años que estoy vinculado al sector, sobre todo a la vertiente más contemporánea de la joyería. Siempre he estado atento a lo que pasaba en el panorama internacional y en los centros de interés de la joyería contemporánea. Todo esto me permite tener cierta visión del entorno y de los talentos. Nuestro punto de partida estaba claro: teníamos que partir del talento local. Primero llegó Marc Monzó, le conocía hacía muchos años y lo primero que detecté en él era una visión propia de las cosas, pero lo que más me interesó, a lo largo de los años, fue su integridad y respeto. Por eso su perfil era idóneo para asumir la dirección creativa.

A partir de aquí buscamos completar un equipo poliédrico donde cada uno aportase sus cualidades. A muchos los conocía personalmente o estaba al corriente de su trayectoria y otros fueron recomendaciones de otros miembros del equipo. Actualmente hemos incorporado a Noon Passama internacionalizando el equipo creativo.

Un aspecto fundamental para tratar de conseguir la excelencia reside en la manufactura y en éste sentido contamos con el soporte y la complicidad de los mejores talleres de la ciudad.

  • ¿Y cómo se gestiona este trabajo en equipo cuando se trata de artistas con personalidad y recorrido propios?

Cada uno tiene su propia trayectoria y circuitos. Por ejemplo, Marc Monzó recibió recientemente el premio Françoise van den Bosch 2016 reconociendo su trayectoria. Se trata del máximo galardón en el campo de la joyería contemporánea europea. Todos nuestros creativos tienen su propio circuito artístico en el que muestran su trabajo personal y lo desarrollan paralelamente a Misui. Nos gusta disponer de miembros activos con visión propia; todo esto suma a la marca. A pesar de tratarse de perfiles diferentes, en el equipo reina una muy buena sintonía.

El resultado es una suma de esfuerzos y de trabajo en equipo. No hay competencia interna, uno se enriquece del otro. Por supuesto, siempre hay unas pautas de comportamiento y valores básicos que todos respetamos. Desde Misui intentamos que no haya diferencias en el trato, incluso en la remuneración económica que reciben por el trabajo procuramos que no haya notables diferencias.

Marc Monzó Misui

Marc Monzó

Recibe todas las novedades de People First