Deloitte: “Valoramos a las personas en función del potencial que creemos que tienen, no de la experiencia ni la edad”


Con más de 8.000 empleados a nivel nacional y 270.000 a nivel internacional, Deloitte es la consultoría de estrategia y operaciones líder en España, considerada una de las mejores empresas de nuestro país para trabajar.

La compañía ofrece servicios como Auditoría, Consultoría, Riesgos, Fiscal y Legal y Asesoramiento en las Transacciones Corporativas y realiza una clara apuesta por su capital humano.

Maite Poyos es Directora de RRHH en Deloitte y en esta entrevista nos destaca las razones por las que los empleados quieren continuar trabajando en la compañía.

A pesar de que en vuestro sector los trabajadores suelen empezar desde cero e ir ascendiendo, disponéis de algunas salas colaborativas que representan la pérdida de un despacho o de una posición jerárquica. ¿Hasta qué punto habéis modificado vuestra política de compensación, beneficios o gestión, de qué tipo de jerarquía o nivel?

Las salas colaborativas nos han permitido cambiar los hábitos de trabajo, pasando a entornos que facilitan compartir la información, colaborar en distintos proyectos y participar en  iniciativas multidisciplinares. Esto no ha implicado ningún cambio en nuestra carrera profesional, la cual está basada en la meritocracia, en cómo hacemos y trabajamos cada uno de nosotros. De nuestros profesionales valoramos qué saben hacer y qué potencial tienen y, en función de ello, determinamos sus responsabilidades. Muchos de nuestros profesionales se incorporan en Deloitte recién graduados, los formamos y preparamos y ayudamos a su desarrollo en la Firma. La idea es que cada año crezcan en funciones y responsabilidades. Valoramos a las personas en función de cómo son y del potencial que creemos que tienen. Y en función a ello, le damos responsabilidad y van creciendo profesionalmente.

Este crecimiento en la propia organización proporciona a nuestros profesionales un profundo y especializado conocimiento de su trabajo. Cuando un profesional se incorpora con nosotros, intentamos que se integre de este conocimiento del sector y, en ocasiones, tienen que volver un paso atrás en su carrera profesional para luego crecer y consolidarse. Esto nos lleva a que personas muy jóvenes que han crecido en la Firma tengan una carrera muy rápida, adquiriendo responsabilidades y gestionando equipos muy rápidamente. Otros profesionales, que se incorporan a mitad de carrera, pueden necesitar un tiempo de adaptación y participar en equipos en los que su responsable tenga menos años de experiencia que ellos.

En los últimos años, con la diversificación de negocios y la especialización hemos tenido la necesidad de incorporar profesionales que aporten una elevada experiencia en las nuevas especializaciones que están surgiendo. En estos casos, es importante que la responsabilidad que le demos a estos nuevos profesionales esté alineada con su preparación y con su potencial, para facilitar su adaptación a la organización.

Tratamos de que el nivel de responsabilidad y el de compensación vayan alienados.  Por lo tanto, la carrera, la responsabilidad y la compensación van unidos a lo largo de la carrera profesional.

Hay que adaptarse al cambio del mercado. ¿La formación en estos planes de carrera la ofrece Deloitte?

En Deloitte creemos en la formación como uno de los básicos en el desarrollo de las personas. Existen planes de formación por líneas de negocio y categorías. En primer lugar, tenemos los cursos “core” que son aquellos que todos nosotros recibimos independientemente de nuestra línea de negocio o función, pues son básicos que cualquier profesional de Deloitte tiene que conocer y que dependen del nivel de responsabilidad de cada profesional. A partir de aquí los cursos son cada vez más especializados por funciones, experiencia, responsabilidades, etc. Muchos de ellos son impartidos por otros profesionales de la Firma. Finalmente, llegamos a la máxima especialización que consiste en acreditaciones que son impartidas por organismos externos.

Las salas colaborativas son espacios muy dinámicos y menos jerárquicos. ¿Cómo se consigue este cambio? ¿Es apto para todos los departamentos, áreas de negocio que tienen impacto a nivel de capital humano? ¿Disponéis de KPI?

Hemos querido aprovechar los cambios de espacio para conseguir un cambio de hábitos de trabajo pasando a un entorno más colaborador, participado y que fomente la innovación y el trabajo en equipos multidisciplinares. Para ello, hemos establecido diversas dinámicas y herramientas que permitan estos cambios de hábitos de los que vamos midiendo sus resultados periódicamente.

Las primeras salas colaborativas las inauguramos en enero de este año, por lo que estamos en plena implantación de cambios de hábitos de trabajo. Hemos establecido algunos indicadores, como por ejemplo el nivel de ocupación y liberación de las salas, que nos ayudarán a la hora de medir el impacto que estamos consiguiendo.

Deloitte está considerada como una de las mejores empresas para trabajar de España y la primera en vuestro sector. ¿Cuáles son las claves para conseguirlo? ¿Por qué la gente quiere venir a trabajar aquí?

Somos una gran organización, líder en nuestro sector, con magníficos clientes y con proyectos vanguardistas. Sin duda, éstas son algunas de las razones por las que la gente quiere venir a trabajar. En Deloitte, el crecimiento y el nivel de aprendizaje es exponencial y adquieres responsabilidades muy rápidamente. La formación, tanto la formal como la que nuestros profesionales adquieren cada día participando en muchos proyectos, muy diversos y compartiendo experiencias con otros profesionales de primer nivel, es otro elemento que atrae a la hora de querer venir a trabajar en Deloitte. Sin embargo, uno de los factores que más atrae a la gente para venir a trabajar es que somos personas normales que nos lo pasamos bien trabajando juntos y creciendo y haciendo crecer nuestra organización. Las personas que trabajamos en Deloitte estamos contentas de poder hacerlo, tenemos grandes amigos aquí. La media de edad son 28 años y esto lleva a que se organicen muchas actividades fuera del trabajo, como esquiadas o partidas de pádel, por ejemplo. Trabajamos intensamente aprendiendo mucho y participando en proyectos innovadores.

Somos una gran organización, pero apostamos por la microgestión, tanto los proyectos como del talento. Nuestros líderes gestionan grupo reducidos que les permite conocer a todos sus profesionales, sus inquietudes y necesidades tanto profesionales como personales y esto permite que las personas se sientan cómodas trabajando en Deloitte.

¿Esta microgestión la realiza un líder del área o es alguien de Recursos Humanos?

Ambas cosas. El área de negocio es la responsable de la gestión, pero desde recursos humanos ayudamos a su desarrollo a través del conocimiento de las personas y de proporcionar las herramientas necesarias para realizarla.

Todos estamos cerca de nuestra gente y tenemos la libertad para compartir inquietudes con quien consideremos necesario. Nuestros profesionales tienen a personas de referencia, en su línea de negocio, en otra línea o en recursos humanos para compartir. Siempre ofrecemos respuesta a las inquietudes de nuestros profesionales, ya sea desde la línea de negocio o desde Recursos Humanos.

¿Qué más medidas tenéis previstas para el bienestar del equipo?

Ahora estamos trabajando en un proyecto de empresa saludable, que pasa por tener desde máquinas de vending saludable hasta charlas de bienestar, cursos, facilitar el poder ir al gimnasio o salas de yoga. Hemos incorporado sesiones de mindfullness en algunas reuniones. También tenemos un club de runner y equipos de fútbol y básquet.

Ofrecemos programas de acompañamiento a las personas que cambian de responsabilidad, tenemos mentores, tutores y coach internos. Por ejemplo, cuando una persona se incorpora se le asigna un buddy que es otro profesional con un poco más de experiencia, pero muy cercano, que te acompañará a lo largo de los primeros meses en aspectos más logísticos o administrativos. Posteriormente, con cambios significativos de responsabilidades, tenemos programas de tutorías para los más jóvenes, de coaching para desarrollar competencias básicas o de Mentoring para las personas con más experiencia.

Recibe todas las novedades de People First