El futuro de la innovación es abierto y colaborativo


Share on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Poneros en situación: la duración de los ciclos de vida de los productos son cada vez menores y más complejos, la competitividad incrementa y los cambios ocurren a una velocidad de vértigo. ¿Cómo innovar en este contexto? Muchas empresas han visto la necesidad de reformular sus procesos internos y rediseñar sus relaciones con otros agentes con los que compartir conocimiento, talento, ideas, recursos y, también, riesgos.

La solución, pues, pasaría por revolucionar el modelo de I+D a través de la innovación abierta. El término, acuñado en 2003 por Henry Chesbrough, propone la estrecha colaboración con otras organizaciones públicas y privadas, competidores, universidades, emprendedores, clientes, empleados e inversores. En definitiva, se trata de hacer entrar en el juego a todos los stakeholders de una empresa, tanto internos como externos, de manera que los límites de la organización se vuelven permeables, permitiendo la entrada y la salida de todos aquellos recursos que promueven la innovación.

Son muchas las ventajas que ofrece el modelo de innovación abierta. En primer lugar, al incorporar agentes externos se reduce la incertidumbre asociada al desconocimiento de un mercado o de una tecnología, a la vez que se comparten los riesgos. Asimismo, permite que un nuevo descubrimiento llegue a mercados fuera del alcance del lugar donde se han gestado. La empresa que adopta esa idea busca la manera de llevarla al mercado, bien sea utilizando los canales que le son propios o utilizando canales que se encuentran fuera de su negocio actual (por ejemplo, creando nuevas empresas o a través de licencias o cesiones de explotación de la propiedad industrial generada). Además, es un vivero o mercado de ideas inagotable.

Fórmulas para trabajar la innovación abierta

Hay distintas maneras de promover este de modelo de I+D más colaborativo. Éstas son las principales:

  • Inversión en start up: invertir en este sector innovador per se permite conocer tecnologías y nuevos modelos de negocio interesantes que están aún por desarrollar. Es también una buena manera de detectar productos con posibilidades de aplicación comercial inmediata y permite abordar novedades disruptivas sin asumir previamente riesgos y costes elevados.
  • Concursos de ideas: dejar entrar el talento y las ideas que se encuentra fuera de la organización. Aunque no es el objetivo principal, algunos de los jóvenes que participan en estos concursos acaban fichando por las empresas que los organizan.
  • Buscar la participación directa de clientes y empleados: generando ambientes donde los empleados se atrevan a proponer ideas, apostando así por el talento interno de la empresa, y preguntando directamente a los clientes por sus necesidades reales.

DeathtoStock_Wired6

Innovación abierta en España

Telefónica Open Future es un buen ejemplo de cómo se utiliza la innovación abierta en España. Open Future tiene como objetivo detectar, desarrollar y potenciar el talento y el emprendimiento tecnológico en cualquiera de sus fases. Con presencia en 17 países, ya ha invertido en 600 startups, ha acelerado 850 proyectos empresariales y cuenta con más de 85 socios públicos y privados. En total, la inversión realizada durante los últimos 4 años ha sido de 349 millones de euros.

Aunque los sectores tecnológico y financiero agrupan la mayoría de proyectos relacionados con la innovación abierta, no son los únicos.  De hecho, este modelo se puede aplicar a cualquier tipo de actividad comercial, incluyendo el ámbito farmacéutico o energético. Por ejemplo, Endesa lanzó el año pasado el concurso de ideas Endesa Energy Challenge para transformar el futuro de la energía a través de productos y servicios energéticos eficientes.

Y en cuanto a la participación directa de trabajadores y clientes en el proceso de innovación, CaixaBank creó recientemente el servicio ‘Mis Finanzas’, disponible ya en el portal online Línea Abierta, a través de la comunidad Inspíranos. Allí todos los usuarios pueden trasladar al banco qué herramientas para la gestión de sus finanzas creen que son necesarias.

Cada vez son más las iniciativas en innovación abierta que se realizan en España (para más ejemplos recomendamos la lectura de ‘Innovación abierta, un ingrediente de éxito en la era digital’  publicado en Expansión), aunque todavía queda mucho camino por recorrer. Para ello, primero es necesario corregir la cultura paternalista que hace que los consejos de administración busquen las soluciones a todos los problemas dentro de la misma compañía. Hay mucha creatividad en España pero se debe superar el sistema jerárquico lineal de arriba a abajo si se quiere ser pionero en el campo de la I+D. A nivel europeo, el programa marco de investigación e innovación Horizon 2020 considera prioritario el objetivo de crear una cultura europea que gire en torno a la innovación abierta. El referente, Estados Unidos.

Recibe todas las novedades de People First