Gamificación. Cuando tus empleados juegan, tú ganas


Share on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La gamificación está dando sus primeros pasos en la empresa con importantes éxitos, que auguran su masiva implementación a medio plazo. Es el momento de interesarse por los beneficios de mejorar la productividad mediante actividades lúdicas y recompensas que deben establecerse, eso sí, con criterios claros. ¿Cómo?

1. El juego en el proceso de selección

Quien imparte formación en el siglo XXI sabe que debe dedicar parte de su esfuerzo a entretener si quiere ser bien valorado al finalizar su taller. Formar de forma amena es hoy una obligación. Y su máximo exponente es la gamificación, un método que va a cambiar radicalmente muchos procesos en los próximos años.

En algunas empresas ya empieza a aplicarse en el área de Marketing para mejorar la experiencia de los usuarios, pero donde tienen un enorme potencial es en el ámbito de los Recursos Humanos. Las mecánicas de juego tienen mucho que aportar en los procesos de captación y retención del talento y en la formación interna, mediante procesos motivantes de participación y competición para alcanzar objetivos.

¿Qué hace que sea diferente un proceso de selección mediante “el juego”? Que los participantes se van a mostrar mucho más claramente tal como son y sus habilidades, que van a estar muy motivados, que se les va a hacer vivir una experiencia impactante a la vez que se refuerza la marca como empleadora.

A través de un juego, por ejemplo, puede hacerse vivir su puesto de trabajo a los aspirantes o pueden conseguirse ideas para solucionar un problema en la empresa. Premiar el esfuerzo es, por otra parte, una forma excelente de reconocer el trabajo de los empleados y favorecer su fidelización.

2. La gamificación en el trabajo

La gamificación en el trabajo es la introducción de actividades de entretenimiento como técnica de refuerzo, para luchar contra la falta de motivación y competitividad. Es una poderosa estrategia con la que motivar a grupos, en la formación de directivos y empleados, para desarrollar competencias…

Como valor añadido, favorece una comunicación interna más abierta, el trabajo en equipo y el compromiso del trabajador con la empresa, al sentirse reconocido y recompensado por su labor más allá del salario. Además, mediante el juego se interioriza la filosofía de la empresa.

Es ideal para dar a conocer procesos complejos de trabajo o seguridad a los empleados, la realización de tareas pesadas, etc. Es el caso por ejemplo del adverLearning Casual Games de GNP para dar a conocer a los empleados la política de Responsabilidad Social Empresarial; el Workshop gamificado de co-creación de BIC México como plan de acogida para los 3 colectivos principales de la compañía, reducir el Turn Over y generar engagement, o el Gamelearning para formar a los empleados del Dpt. de Seguros de Deutsche Bank, todos ellos proyectos de la empresa pionera en gamificación para empresas, masquelearning.com.

Para que cumpla realmente sus objetivos, la gamificación debe introducirse en función de una estrategia que consiga objetivos empresariales, desarrolle las destrezas de los trabajadores, establezca competiciones transparentes y motivantes y premie mediante el reconocimiento profesional. Al finalizar, se debe medir tanto la consecución de los objetivos como las destrezas mejoradas de cada empleado. Con la gamificación se recolectan datos tan valiosos como las áreas de mejora de los empleados o los que poseen más talento. También puede ayudar a identificar problemas, para solucionarlos.

Un proceso de gamificación ha de mantenerse vivo mientras se realiza para que no pierda su carácter motivante: los participantes han de poder ver rankings, posiciones de sus compañeros, resultados de las pruebas, etc. Se debe premiar solo a los ganadores, para conseguir que en futuras gamificaciones, ser uno de los elegidos sea todo un reto.

The Topic Trend, en su artículo sobre gamificación, muestra algunos casos de éxito:
  • NextJump, para conseguir su objetivo de convertir el lugar de trabajo en un espacio más saludable y alegre, instaló gimnasios en sus oficinas y creó una app con una tabla de clasificación del progreso de los empleados: un 70% de los trabajadores empezó a practicar habitualmente deporte.
  • Domino´s Pizza creó una app mediante la que los aspirantes a trabajo debían crear una pizza con determinados ingredientes: Pizza Hero.
  • Mozilla desarrolló badgets o insignias como las de Swarm/Fourquare para premiar la adquisición de habilidades de sus trabajadores.
  • L´Oreal, mediante su L´Oreal Brandstorm, se ha propuesto atraer al cliente, talento o candidato abriendo al máximo la posibilidad de participación.
  • Correos incentivó el duro trabajo de identificar errores tipográficos en más de 160.000 páginas web, premiando a los trabajadores por encontrarlos mediante una liguilla.
  • La cadena hotelera Marriot creó un juego parecido a Farmville o los Sims, “My Marriott Hotel”, que recrea el trabajo en un hotel para probar las habilidades de los aspirantes a empleados, con gran éxito. Que consiguió además aumentar el número de fans de Marriott en Facebook.
  • BBVA ha visto premiada su app “GentleMeet” para reservar salas de reuniones mediante penalizaciones y premios que incentiven su uso correcto.

Recibe todas las novedades de People First