Grupo Mahou-San Miguel: “El resultado más potente de nuestro programa de salud y bienestar es de 4.254 jornadas no perdidas al año”


Mahou- San Miguel es una de las empresas pioneras en España a la hora de implantar programas saludables en el trabajo y lleva años trabajando para ser una empresa Saludable, donde el bienestar y la salud son factores clave.

Los principales beneficios de los Programas de Salud y Bienestar que lleva a cabo la compañía son el compromiso de los empleados con la empresa, la atracción del talento y la disminución del absentismo.

Manuel Palencia Alejandro es Jefe de Programas de Bienestar Físico y Salud en Mahou- San Miguel desde hace 25 años.

Detrás de vuestro proyecto hay mucha historia. ¿Cómo nació esta iniciativa?

Este proyecto nace aprendiendo y poniendo en marcha las necesidades. Al principio empezamos tapando los agujeros. Es decir, ¿qué teníamos? Pues, si teníamos un porcentaje muy elevado de trastornos musculo-esqueléticos, por lo que, aparte de prevenir, pusimos en marcha un programa de rehabilitación. Si tenías un problema de riesgo cardiovascular, ¿qué podíamos hacer? Pues controlar los factores de riesgo. Al tener –que ese es otro de los secretos– los servicios médicos propios, tenemos mucha información.

Con el tiempo hemos ido creciendo y poniendo en marcha este tipo de programas. Ahora, hemos dado la vuelta a la tortilla. Antes era: «Ponemos el riesgo cardiovascular, la escuela o taller de espalda, la alimentación saludable, la actividad física para la salud, la deshabituación tabáquica, el bienestar emocional…». Ahora el proceso comienza por una entrevista personal, en la que hablamos de tu salud y tú decides cuáles de las herramientas con las que contamos vas a elegir. Nosotros te vamos a acompañar y te vamos a ayudar, pero el gran secreto de todo esto es el encuentro, la conversación de salud.

Habéis puesto en marcha varias medidas, como este espacio tan auténtico o las salas de aquí detrás. Pero, ¿qué más hacéis?

Con el nuevo espacio de salud, hemos pasado de tener un Excel para hacer la prescripción del ejercicio a tener una aplicación digital muy interesante, donde, además de prescribirte el ejercicio, puedes contabilizar aquellos datos que tú pongas, porque el objetivo será parametrizar cómo has ido evolucionado.

Antes era cómo va a evolucionar la compañía y ahora eres tú. También vamos a sacar datos de la compañía, pero en tu «Hablemos de salud» tienes tu plan de acción, con unos KPIs. Entonces, esta aplicación nos permite tener más información. Por ejemplo, cuenta con una pestaña que se llama «My coach», que dirige precisamente al «Feedback» con las personas. Por lo tanto, el poder que nos da esta herramienta es muy relevante para seguir trabajando para las personas.

La tecnología juega un papel muy importante.

Sí, de hecho, tú ahora llegas con estas máquinas, te logas, y ya te dice: «Hola Manuel, tu entrenamiento de hoy es este.», por lo que la tecnología también ayuda mucho. En las reservas de clase ha habido que poner sanciones, penalizaciones, para que nadie solicite una clase y luego no venga, pero son casos aislados. De hecho, estamos muy satisfechos porque ha habido que multiplicar las clases.

Las instalaciones están adaptadas a las necesidades y ¿contáis con vestuarios y duchas, no?

Sí, y queremos que el mayor número de personas puedan beneficiarse de estas instalaciones. Mi mayor ilusión sería que tuviésemos que incrementar los metros que tenemos destinados a la actividad física por la gran cantidad de profesionales que se benefician. También me han preguntado: «Oye, ¿podemos morir de éxito?» Mi respuesta es clara: «el compromiso de todos los estamentos de la compañía es tan relevante que, antes de que el servicio empeore, buscaremos alternativas que nos permitan ampliar las instalaciones o buscar posibilidades alternativas».

Actualmente, nuestro compañeros de selección enseñan este espacio a las personas que están haciendo las entrevistas, para demostrar nuestro compromiso con la materia.

¿Se conoce la inversión que ha realizado la compañía?

Los trabajares la conocen, sí. No ha sido fácil, pero todo el mundo ha aportado sus ideas. Las decisiones había que tomarlas. Es verdad que veníamos de un pasado muy positivo, pero, bueno, yo sé lo que se ha invertido y sé lo que ha costado. Esto mismo, de otra manera, se ha replicado en la fábrica de Alovera.

Es un modelo en expansión.

Sí, totalmente. En Burgos y Málaga ofrecemos talleres de salud y en las fábricas, por ejemplo, lo que más engancha son los entrenamientos exprés de 20 minutos. En ellos el trabajador se quita sus zapatos de seguridad y en su descanso tiene el ejercicio diseñado para su puesto de trabajo. En Barcelona tenemos un pequeño espacio, donde llevamos a cabo actividades de relajación.

¿Disponéis de KPI para medir los resultados en cuanto a los recursos destinados al bienestar?

Sí. Y ahora vamos a más. Por ejemplo, en un plazo de un año o dos, en el programa de la actividad física, a través de la app, vamos a tener datos que serán únicos. Tenemos datos, por ejemplo, de recuperación funcional, comparamos lo que nosotros hacemos con los estándares de la Seguridad Social y tenemos un estudio epidemiológico. Gracias a ello hemos calculado que hemos reducido el número de jornadas perdidas por enfermedad en 4.254. Si multiplicas esto por coste día-trabajador, te sale la cuenta. Yo fui el primero en sorprenderme cuando vi el resultado.

Te dieron un abrazo.

No .. Te dicen: «¿Y esto cómo es?» Yo les decía: «Vamos a suponer que no son 4.254, que es la mitad, que hemos calculado mal. Ya estaría bien. Pero vamos a suponer que es la mitad de la mitad, serían 1.200 y pico. También estaría bien. Que sean 500 ya es la bomba. Multiplicas 500 por el coste y ya te saldría la cuenta. Cuánto cuestan los equipos, cuánto cuesta el tiempo que dedicamos…

¿Y hasta qué punto cerveza y bienestar son compatibles?

Esa pregunta del millón la voy a responder con una anécdota. En 2009 hicimos la primera campaña de alimentación saludable, que consistió en ofrecer una conferencia en las ciudades donde tenemos sede o fábrica. Invitamos a nuestros profesionales, a sus familias y a los vecinos a que fuesen a escuchar la conferencia sobre alimentación saludable y al mismo tiempo montamos un stand donde los integrantes de servicios médicos les medíamos la condición corporal, y les ofrecíamos consejos. Entonces, uno de los días que estuvimos en Madrid, uno de los responsables del área institucional se puso en contacto conmigo me llamó por teléfono para decirme que era un tema sensible que no deberíamos estar capitaneando desde nuestra compañía. Tuve que explicarle que solo se trataba de una charla de alimentación saludable que, en ningún caso, se asociaba ni por imagen ni por los mensajes a nuestra Compañía.

Es una circunstancia que se ha ido matizando poco a poco. Y, de hecho, somos muy, muy cuidadosos con este tema.

Recibe todas las novedades de People First