Jaime Pereira: Convertir la marca personal en Leadership Branding


Share on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En recientes encuestas y estudios sobre la rotación de directivos y managers en las empresas se confirma que la razón principal por la que estos toman la decisión de cambiar de trabajo es la mala relación con su jefe. Y es que en las escuelas y universidades se enseña mucha técnica, pero poca habilidad para las relaciones personales. Además, no podemos olvidar que pasamos bastante más de un tercio de nuestra jornada diaria en el trabajo y aquí la convivencia y el contacto con las personas es la clave de una buena calidad de vida profesional.

En los últimos tiempos se está hablando mucho de “Employee Branding”, pero poco de “Leadership Branding”. No cabe duda que el nombre de la compañía o del producto es importantísimo, pero ¿has pensado lo determinante que es tener un líder cuyos atributos personales coinciden con los atributos de la marca?

Cuando encargas la búsqueda de un alto directivo pocas veces se investiga en qué medida el candidato se ajusta al mensaje de la marca y se da la paradoja de un magnifico ejecutivo, con una gran experiencia profesional y con grandes logros conseguidos, pero con una imagen personal que no coincide en absoluto con el atributo de la marca. No es el caso, pero nos sirve bien como ejemplo. Imaginemos que una gran compañía tiene como slogan de marca la frase “Conecting People” y contrata a un ejecutivo cuyas habilidades para relacionarse y comunicarse con la gente no son las óptimas, pero es muy bueno para desarrollar nuevas estrategias y planes de negocio, ¿cómo percibiría el mercado este fichaje?

No podemos olvidar que los líderes hoy ocupan un importante espacio en la mente de los consumidores y de los empleados, y lo mismo que una marca puede transmitir conceptos como globalización, respaldo, seguridad, garantía, calidad, cuidado, servicio, expansión reputación, moda, confianza, también los pueden y deben transmitir los directivos.

Se ha llegado a la situación de identificar marca y líder a través de los colores. Así vemos a directivos del Banco Santander lucir permanentemente una corbata roja que son los colores corporativos de la organización, y a su consejera Isabel Tocino asistiendo a la Junta General con elegante vestido del mismo color. Por el contrario, Francisco González y sus máximos directivos lucen corbata azul para identificarse con el logo del BBVA.

Los colores en “Leadership Branding” son algo más que un capricho.

Artículo de Jaime Pereira, publicado en su blog jaimepereira.es

Jaime Pereira es director de Comunicación de la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) y en su trayectoria cuentan diversas experiencias en departamentos de Recursos Humanos, ocupando la Dirección en compañías como Johnson Max o Sanitas. Además, ha formado parte del desarrollo de la unidad de negocio de Consultoría Estratégica en Manpower; ha sido miembro del Consejo Asesor de la Cátedra SEAT en el IESE y del Máster de RRHH de Eurofórum; y coautor de de dos libros (España 2010: Mercado Laboral; Organización y Recursos Humanos). Además, escribe habitualmente artículos sobre gestión y dirección de personas en periódicos y revistas especializadas y participa en foros, debates, conferencias y programas de radio.

Recibe todas las novedades de People First