Marca personal: candidatos atractivos en las Redes Sociales


Share on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Aunque la mayoría de candidatos utiliza hoy las redes sociales, ¿se hace siempre de forma profesional?. Dado su grado de madurez, cualquier trabajador y empleador deberían utilizarlas para mostrar la marca personal, resaltando en lo que es especialmente competente. Analizamos las claves.

“Ser” y no “estar” en las redes sociales

El verdadero potencial de las redes sociales está en ayudar a crear la indispensable red de contactos que conecta y avala la experiencia de un profesional. La clave está, por tanto, en dedicar tiempo a conocer y contactar con otros profesionales, en entablar relaciones con ellos que aporten valor. Son muchas las ofertas laborales que no llegan a publicarse, sino que se cubren por recomendaciones.

Desde hacer preguntas sobre el entorno laboral o sobre la empresa, a compartir información sobre avances profesionales, o el propio conocimiento, las formas de participar en la conversación global son diversas, provocando a la vez  la construcción de la propia marca. Siempre con un límite: no convertirse en spammer. No hay que hacer nunca nada que no le gustaría a uno mismo que le hicieran, como contactar para vender algo directamente, por ejemplo. Para los departamentos de Recursos Humanos y gestión de personas, es la mejor forma de valorar la reputación de un posible candidato.

Las Redes Sociales son además un expositor de las habilidades de comunicación. La forma de moverse en ellas demuestra cómo se es socialmente. Un valor en alza dentro de la empresa, que se ve cada vez más obligada a iniciar su proceso de digitalización, contando para ello con los empleados. Así que a la hora de iniciarse profesionalmente en el Social Media, es importante tener clara una estrategia de participación.

Un perfil vendedor

¿Qué perfiles son los más interesantes en las redes sociales? Los que no tienen miedo a venderse. Perfiles directos y motivantes, que den la ocasión al empleador de conocer por qué debería contratarles. Los mejores ejemplos en LinkedIn son los que tienen una descripción breve pero estratégica, con las palabras clave adecuadas para aparecer correctamente en las búsquedas, y una clara exposición del valor que aportan como trabajador.

Para ello es imprescindible por parte del candidato realizar un trabajo de introspección o la ayuda de un profesional de Recursos Humanos o Coaching, que contribuya a descubrir los propios puntos fuertes, en qué es especialmente bueno. En liderazgo de equipos, creatividad, gestión de proyectos, contacto con proveedores… áreas para las que uno no siempre se ha formado o no tenía como objetivo laboral, y en las que se ha acabado siendo competente. Es un buen momento para preguntar mediante las redes sociales a antiguos compañeros laborales, por estos aspectos, y de asesorarse sobre nuevas salidas profesionales.

También es importante tener claro lo que se busca, para ser coherente. El CV es un hilo histórico de la experiencia formativa y laboral pero un perfil muestra quien se es aquí y ahora. Se ha de cambiar tantas veces como sea necesario en función de los nuevos aprendizajes e intereses profesionales. Sin olvidar añadir una imagen personal acorde con lo que se vende.

Herramientas para destacar

Las Redes Sociales ofrecen además diversas herramientas para contactar y destacar en el ámbito profesional. Algunos perfiles se han hecho relevantes a base de seleccionar buena información, compartirla y comentarla con sus contactos. Otros han utilizado el blog propio para crearse un área de experiencia enriquecedora para los demás. Ambas estrategias exigen gran esfuerzo y deben estar alineadas con las habilidades personales.

La participación en grupos profesionales en LinkedIn son también una excelente forma de generar contactos interesantes y crearse una marca personal. Así mismo,  también lo es la apuesta por la formación online especializada (gratuita o no) que se ofrece en diversas plataformas de Mooc,la sección de Learning de Linkedin o incluso en webs y portales especializados.

Seguir el comportamiento digital de cualquier candidato es la mejor forma, sin duda, de conocer su marca personal, sus habilidades sociales y su reputación. Las redes sociales exigen de todos los agentes del mercado laboral una participación activa.

Recibe todas las novedades de People First