Todo proceso de selección es en dos direcciones. ¿Quién elige a quién?


Elegir la mejor empresa para trabajar depende del perfil del candidato. Sin embargo, los más influyentes rankings internacionales tienen claro que para ser una empresa atractiva, hay que invertir en los trabajadores. ¿Cuáles son las clave?

1. ¿Qué hace a una empresa atractiva?

Todo proceso de selección de personal es de dos direcciones y así como los buenos candidatos se preparan para la entrevista de trabajo, también lo hacen investigando sobre la empresa para saber si es un lugar en el que vale la pena invertir las propias capacidades profesionales.

Lo primero que se busca para valorar una empresa en la que trabajar es si tiene una misión y unos valores claros. También se analizará su estructura organizativa, los clientes para los que trabaja… Indudablemente, el prestigio de que goce la empresa, sus productos o servicios, en las redes sociales es de gran peso.

El segundo aspecto clave será su política de Recursos Humanos: si utiliza fórmulas como la flexibilidad horaria o el trabajo a distancia, si se trabaja por horario o por objetivos, cuánto se trabaja en equipo, si se invierte en formación, las medidas de conciliación familiar y de gestión de la diversidad, cuánto cuenta con los trabajadores para innovar. También, si cuida al trabajador con iniciativas como los cheques restaurante, guarderías o gimnasios, seguro de salud, facilidades para acceder al lugar de trabajo… Y por supuesto, una remuneración adecuada.

El futuro profesional en esa empresa será otro punto relevante: la existencia de planes de incentivos, oportunidades de desarrollo de carrera -también internacional- y el apoyo a la proyección personal, son claves. Es muy atractivo que la empresa invierta en I+D.

Es probable que un buen candidato pida referencias a trabajadores de la empresa. Tener una completa página corporativa en LinkedIn, con trabajadores asociados a ella, es una excelente forma de favorecer estos contactos iniciales y de dar a conocer el clima laboral.

Todos estos aspectos son cada vez más valorados, especialmente entre los jóvenes. Si se desean buenos candidatos, hay que ser una empresa atractiva.

2. Las mejores empresas para trabajar

Internacionalmente, existen diversos rankings que deciden cada año, en función de unos parámetros determinados, cuáles son las mejores empresas para trabajar. Sus criterios son un buen indicativo de qué hacer para convertirse en una empresa de la que vale la pena formar parte.

Greatplacetowork.es invita a las empresas a participar en los premios anuales al mejor lugar para trabajar, así: “Certificarse con Great Place To Work® es la forma más sencilla y accesible de cuantificar tu cultura corporativa, compararte con las compañías más exitosas y hacer crecer tu negocio”. Ofrece en su web una Guía de certificación para descargar, que orienta a cualquier empresa en lo que se espera de ella cada año. En su ranking tiene mucho peso la opinión de los empleados de cada empresa valorada junto a su política de gestión de personas.

El Monitor Empresarial de Reputación Corporativa (MERCO) es otro de los rankings mundiales de referencia. Se basa en una metodología multistakeholder compuesta por cinco evaluaciones y doce fuentes de información. A través de evaluaciones a altos directivos, expertos empresarios, analistas financieros, periodistas, etc., y otras personas relacionadas con la empresa como universitarios, alumno, trabajadores, directores de RRHH…, más un benchmarking de 200 indicadores de gestión, evalúa la calidad laboral de las empresas.

Top Employers Institute reconoce la excelencia en las condiciones que los empleadores crean para los trabajadores. Ofrece un profundo análisis para valorar tendencias y datos en Recursos Humanos. Para sus rankings auditan buenas prácticas en gestión de personas como la estrategia en la captación/retención del talento, los planes de formación y liderazgo, gestión de carrera, etc.

Universum ofrece una combinación de rankings + analíticas + academia para construir y mejorar la estrategia de marca con los empleados. Universum Most Attractive Employers España, uno de sus rankings, analiza las preferencias de los universitarios/as para trabajar: qué valoran, sus empresas predilectas, qué piensan de diversas empresas, etc.

Mientras que la Lista Fortune de las 100 mejores empresas para trabajar, ha premiado a Google 8 veces en 11 años.

En todos estos rankings, en general, puede apreciarse que la voluntad de cambios y de innovación son primordiales para ser una empresa atractiva. Unidas a la flexibilidad horaria, medidas de conciliación, capacidad de desarrollo personal y una remuneración acorde con el mercado.

 

 

Recibe todas las novedades de People First