Radiografía sectorial: las empresas de trabajo temporal crecen a un ritmo de dos dígitos


Share on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Se acerca esa época del año en la que, sin dejar de mirar hacia delante, toca echar la vista atrás y hacer un repaso de lo ocurrido. Resúmenes, análisis, informes, las presentaciones son muy variadas, pero el objetivo es el mismo: valorar el año trascurrido y dejar entrever por dónde pueden ir las cosas en el que está a punto de empezar.  El Observatorio Sectorial DBK de Informa, dedicado a seguir de cerca unos 700 sectores españoles y portugueses, ha publicado recientemente un estudio sobre el trabajo temporal en el que destaca el crecimiento experimentado por el sector durante los dos últimos ejercicios y las favorables perspectivas que se intuyen para los próximos años.

El volumen de negocio de las compañías de trabajo temporal continuó creciendo en 2015, alcanzando una facturación de 3.700 millones de euros, un 19,4% más que el año anterior. Según el Observatorio Sectorial DBK, el crecimiento también afectó el número de contratos de puesta a disposición, los que firman las empresas de trabajo temporal con sus compañías clientes para la cesión del trabajador, que experimentó un crecimiento del 20,5% en 2014 y del 15,6% en 2015, hasta situarse en 3,11 millones.

Los contratos que más aumentaron fueron los vinculados a circunstancias de la producción, que con un incremento del 17,5% suponen la mitad de los contratos del sector; mientras que los de obra y servicio crecieron el 14% y representan el otro 46%.  Por sectores, el industrial fue el que contabilizó un comportamiento más dinámico con un incremento del 19,6% respecto al año anterior y situándose por delante de los servicios (+16,1), la construcción (+10,3%) y el sector agrario (+8,7%).

Aunque los motivos de dicho crecimiento se atribuyen principalmente a la positiva evolución de la coyuntura económica y la creación de empleo constatada durante este período, según los responsables del sector, gran parte del éxito se debe a que se va perdiendo el miedo a las ETT, sobre todo, una vez asegurado por ley que los trabajadores contratados por esta mediación deben cobrar lo mismo y tener idénticas condiciones laborales que los de las empresas que les empleen.

2016 y más allá: crecimiento moderado

Tras el fuerte crecimiento de los dos últimos años, a corto plazo se espera una suave desaceleración de la actividad, en línea con la ralentización en el ritmo de creación de empleo. El número de contratos podría cerrar 2016 con un aumento en torno al 9%, mientras que la facturación sectorial crecerá alrededor de un 12%, hasta los 4.150 millones de euros. De cara al 2017, las previsiones continúan siendo de doble dígito: el valor del mercado podría alcanzar los 4.550 millones, un 10% más.

Ante las previsiones favorables del sector,  se prevé que los principales operadores del sector seguirán ampliando su tamaño mediante la apertura de oficinas, la compra de otras compañías o la entrada en nuevas áreas de negocio, incrementando la concentración de la oferta.  En cuanto a este último punto, y siguiendo la tendencia de los últimos años, las empresas seguirán reforzando su actividad y buscando nuevas oportunidades de negocio. ¿Cómo? A través de la diversificación hacia otras áreas de negocio vinculadas a los recursos humanos y al desarrollo de su actividad como agencias de colocación mediante la colaboración público-privada. Entre los distintos motivos citados para explicar esta diversificación destacan la voluntad de ofrecer un servicio integral al cliente y de mejorar su posición competitiva, hecho que da lugar a la creación de grupos de cierta dimensión y a un alto grado de concentración sectorial (las cinco primeras compañías reunieron en 2015 una cuota de mercado conjunta del 54%, 67% si se consideran las diez primeras empresas del sector).

Recibe todas las novedades de People First