Talento urbano y nacional


En todos los países hay talento. Pero para que crezca y no se vaya a otros países, el Estado ha de invertir en ciertas condiciones que lo favorezcan. Crear y mantener talento es objetivo de empresas, naciones y ciudades, y un factor crítico para el crecimiento y la prosperidad. En 2019, Suiza se ha ganado el primer puesto en retención del talento en el GTCI 2019. ¿Qué puede aprender la empresa española de ello?

El proceso de digitalización corporativa necesita de un talento global y escaso, por el que se está compitiendo. Las compañías deben centrarse en atraer talento e inspirarse en casos de éxito como el de Suiza, país ganador en el Global Talent Competitiveness Index (Índice global de competitividad del talento) 2019.

Todos los países incluidos en el ‘top 10’ del GTCI invierten en crear y apoyar el talento empresarial. ¿Cómo lo hacen? Con una economía globalizada y una fuerte apuesta por la educación y la innovación.

Suiza ofrece buenos puestos de trabajo, aprendizaje continuo y desarrollo profesional, al igual que los Países Bajos, con grandes inversiones en educación. Reino Unido continúa siendo un gran foco de atracción del talento internacional. El índice también destaca que “las economías pequeñas y con altos ingresos, y también Estados Unidos, siguen atrayendo al talento” y que “la brecha de talento se ensancha entre economías dispares”.

Suiza, desarrollada y estable

Este país destaca especialmente en este Índice por su capacidad de mantener el talento local, gracias a su estabilidad y a su excelente parque empresarial y laboral. El país y sus empresas fomentan el talento, le ofrecen buenas condiciones, están abiertos a la diversidad y a atraer mano de obra altamente cualificada y talento internacional. Goza de una economía fuerte, un sector de servicios puntero, industria tecnológica y servicios financieros. Grandes empresas, según informa Switzerland Global Enterprise, como Google, Roche, Novartis, Nestlé, Disney o Microsoft tienen aquí la base de sus negocios internacionales y sus centros de investigación.

La formación es otro de sus puntales, tanto la impartida en prestigiosos centros como el sistema oficial de prácticas. Ofrece una educación enfocada a las necesidades económicas y corporativas. Pero también respeto por la democracia y por mantener una buena calidad de vida de sus ciudadanos. El Índice ha reconocido también su espíritu emprendedor y su influencia cultural.

Ciudades que atraen el talento

El GTCI también reconoce a las ciudades impulsoras del talento, entre las que se encuentran algunas europeas y norteamericanas, con Washington, DC y Zúrich encabezando la lista.

El concepto de ciudad está cambiando, de centro comercial y de servicios a capital de la innovación tecnológica y empresarial, y cada vez tiene más peso en la economía global. Las grandes ciudades del mundo están compitiendo entre sí por las inversiones y el talento internacional. Varias ciudades de la India, vietnamitas y metrópolis chinas ocupan una excelente posición de futuro, así como Londres, París y Ámsterdam y algunas norteamericanas.

En el informe Decoding Global Talent 2018 aparece Barcelona como una de las ciudades más atractivas para trabajar, junto a Londres, Nueva York, Berlín y Ámsterdam. Y es que el talento joven valora vivir y trabajar en un lugar seguro y bien conectado, en el que tener un trabajo de primera línea al que acudir en bicicleta, buen equipo de trabajo y un lugar en el que disfrutar.

Cuanto más talento en una ciudad, más atrae y más impulsa el desarrollo de negocios innovadores, educación, tecnología y servicios a la altura de las nuevas demandas. Retener y atraer talento repercute en el crecimiento y la riqueza de la ciudad y el país que invierte en ello. Y todo puede empezar por la gran labor de una empresa.

Recibe todas las novedades de People First