Vocación al servicio de un sueño


Share on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Para ser un buen investigador biomédico fuera de la empresa privada es imprescindible un componente vocacional, tener pasión. Más allá de un trabajo, la investigación se convierte en un proyecto de vida y, el objetivo a alcanzar, en un motor vital. En la Fundación Lucha contra el Sida nuestro motor vital, nuestra misión, es curar la infección por VIH/sida.

Sólo así se puede explicar que profesionales con una altísima formación y competencias, que generalmente tienen remuneraciones o condiciones inferiores a las del sector privado, trabajen innumerables horas y sigan pensando en sus proyectos durante el tiempo libre.

Sin embargo, los investigadores no trabajan solos. Tienen a su alrededor un amplio equipo de profesionales que también se sienten partícipes del proyecto, transmiten la misión de la Fundación y forman parte del recorrido hacia la curación del VIH/sida. Todo ello forma parte de la cultura de entidad y varios indicadores nos muestran que realmente es así: el buen ambiente laboral, la baja rotación, la facilidad para cubrir las vacantes, el equipo que crece año tras año, etc.

Además, tenemos la gran suerte de combinar la investigación con la asistencia a personas, un aspecto enormemente enriquecedor. Para trabajar con las personas afectadas por una enfermedad hace falta un determinado estilo, una vocación. A pesar de las situaciones complicadas, poder ver en primera persona los beneficios de nuestra investigación es muy gratificante.

Pero más allá de la motivación personal es imprescindible que desde la entidad se establezcan mecanismos para transmitir y compartir esta cultura. Esto pasa por explicitar y comunicar el proyecto, por tener mecanismos de participación que permitan mejorarlo constantemente y por crear, en definitiva, una cultura de empresa basada en unos valores compartidos y liderada por personas que los viven coherentemente. Decididamente, esto es lo que intentamos hacer a diario para que en un futuro próximo el VIH y el sida sean historia.

 

Albert Tuldrà, gerente de la Fundación Lucha contra el Sida.

Recibe todas las novedades de People First